Mejores tipos de grava a utilizar en nuestro jardín

La grava constituye un componente esencial para la mayoría de los proyectos en jardinería. Esta consta de piedras o concreto molido reciclado de distintos tamaños, pero hay distintos tipos de grava. La grava puede servir para revestir un patio, para formar senderos o para cimentar un edificio.

Tipos de grava a utilizar en jardinería

Hay distintos tipos de grava, pero en función del proyecto o del tipo de adorno de nuestro patio, podemos utilizar un tipo u otro de grava.

Canto rodado

El canto rodado es redondeado y liso al igual que la gravilla, sólo que más costoso y grande. Este puede existir pulido o en una extensa gama de tonalidades. Este tipo de grava es muy útil si necesita expandir la grava por caminos, o si desea construir los bordes de su jardín.

Sin embargo, cuando utilizamos el canto rodado como material para construir, estos necesitan unos cimientos sólidos para evitar que estos se derrumben, y bordes que aguanten.

empresa de servicios de jardinería

Gravilla

La gravilla puede ser utilizada perfectamente como abono inorgánico, ofreciendo un ambiente agradable. Esta también puede ser utilizada para separar el camino de hierbas y malezas. Asimismo, puede variar en cuanto a su tamaño, siendo las más pequeñas alrededor de 1,27 centímetros y las más grandes alrededor de 31 centímetros. Las piedras que la conforman son redondeadas y pulidas, pudiendo ser grises, marrones claras o blancas.

Grava gruesa

Este tipo de grava está formada por piedras irregulares de tamaño considerable para construir cimientos para suelos pavimentados. Sus bordes filosos permiten que estas piedras se compacten entre sí cuando son apisonados por una máquina. Estas piedras fijadas permiten a través de sus grietas el drenaje de agua excluyendo así la posibilidad de que el terreno se congele y se produzcan daños en el terreno.

En cuanto a tamaño, esta grava oscila normalmente alrededor de los 1,90 centímetros.

Granito triturado

El granito triturado se emplea para asfaltar calzadas, aceras y patios. El granito está constituido por una mezcla de polvo arenoso refinado y piedras de pequeñas pulgadas. Esta mezcla se espesa formando un material sólido que no se desperdiga tanto como otros tipos de grava.

Existen 3 formas de asfaltar con granito triturado; soltar el granito y apisonarlo, combinarlo con un estabilizante para conseguir rigidez, o recubrirlo con una resina para fijar las piedras a una superficie sólida.

Consejos y advertencias

Una vez elegido el tipo de grava, es aconsejable elegir para nuestro jardín aquellos árboles que no suelten hojas con tanta facilidad si queremos mantener la grava con buena apariencia. Las palmeras son un buen ejemplo de árbol que conserva sus hojas todo el año.

Para terminar, le aconsejamos no depositar grava sobre las tuberías de drenaje ya que se pueden causar inundaciones. Asimismo, también le aconsejamos que, para cualquier proyecto de jardinería que tenga en mente realizar, contacte con una empresa profesional de Madrid que externaliza servicios de jardinería.

También le puede interesar nuestro artículo acerca de “Sistemas de riego para jardinería“.