Claves fundamentales para dejar una oficina limpia

La oficina es con toda certeza uno de los lugares donde pasamos más tiempo, y aunque la mayoría de las ocasiones la atención se centre en el monitor del ordenador y todo el trabajo que tenemos que realizar, es fundamental que el espacio de trabajo esté ordenado y limpio. Nuestro confort, salud y productividad dependen de ello.

¿Qué se puede limpiar en una oficina?

Por lo general las oficinas no están sometidas a residuos del sector industrial o sus típicos fuertes olores, pero esto no quiere decir que haya gran cantidad de agentes contaminantes que, a la larga pueda afectarnos: el polvo de los sistemas de climatización y de equipos electrónicos, la suciedad que se acumula en las moquetas, sin contar el uso diario de los aseos por parte de los trabajadores.

De igual manera, las oficinas tienen que contar con puntos de reciclaje para la eliminación de papel, cartón y residuos orgánicos, así como otros para componentes como tóneres de impresoras o pilas, que no de reciclarse adecuadamente contribuirían a la contaminación del medio ambiente.

Además de ser una propia cuestión de salud, la limpieza de oficinas dice mucho de nuestra empresa, nuestra marca. Está relacionado con lo que perciben de nosotros no solo nuestros clientes, sino también nuestros empleados.

¿Usted mismo no ha tenido nunca una mala experiencia en un local comercial, o en una oficina, como consecuencia de la suciedad de los aseos? En estos casos la imagen que se proyecta es negativa, aunque los servicios y productos que ofrezca esa empresa sean inmejorables.

Lo adecuado en estos casos es contar con los servicios de empresas especializadas en servicios de limpieza. Nadie como ellos para mantener un lugar de trabajo en condiciones higiénicas ideales.

limpieza de oficinas Madrid

¿Cuáles son las claves para una buena limpieza de oficinas?

A continuación, resumimos las claves para una adecuada limpieza de oficinas.

#Baños

En primer lugar, la desinfección diaria de los baños es primordial, pero tampoco nos podemos olvidar de vaciar las papeleras a diario, asegurarse de que los dispensadores de jabón están llenos y haya suficientes toallas de papel.

Debemos tener en cuenta que, de no hacerlo adecuadamente, se pueden acumular grandes cantidades de bacterias y gérmenes que podrían ser los causantes de enfermedades e infecciones.

#La presencia de polvo

El polvo se forma a partir de un conjunto de partículas diminutas que flotan en el aire y se depositan sobre los objetos formando una capa de suciedad. El polvo conlleva la aparición de bacterias, hongos y ácaros que normalmente provocan alergias, entre otras patologías.

Puede estar sobre cualquier superficie como estanterías y mesas, pero donde es más complicado de eliminar es cuando se acumula en los tapizados de los asientos y equipos electrónicos.

Para ello, hay que emplear aspiradores, utensilios de gama profesional y productos de limpieza que no solo eliminen el polvo, sino que también eviten su pronta reaparición.

#Los productos adecuados

A la hora de escoger los productos de limpieza es fundamental que conozcamos los materiales que componen nuestro equipo, mobiliario e instalaciones en general.

Una mala elección podría provocar daños en las instalaciones, o lo que es mucho peor, afectar a la salud de las personas que se encuentran a diario en el espacio de trabajo. Los productos “multiusos” que encontramos en el mercado no siempre son los más acertados.


Esperemos que usted, al igual que nosotros, le de la importancia que se merece a la limpieza de oficinas y contacte con nuestra empresa de servicios de limpieza de Madrid para que nos encarguemos de las labores correspondientes para que los clientes se sientan orgullosos de contratar sus productos y servicios, y los empleados están satisfechos de trabajar para usted.